PARA PENSAR......

Porque nos refugiamos en pensamientos ajenos ¿ donde esta nuestro propio pensamiento? Tenemos un real pensamiento? Enfrentemos al mundo con la simple capacidad de cuestionarnos lo establecido.

El mundo dice que aprende amar, pero nuestros representantes matan a nombre de nosotros y estamos de acuerdo con ello. Pensamos alguna vez en ello? Nuestros paises se arman y estamos de acuerdo, estamos concientes que las armas sirven para matar? Pues las armas son nuestras.

Los razonamientos no sirven para imponer sino para ponerlos en consideración , constituye algo muy diferente.

De que sirven tantas letras si lo que queremos es nuestra salvación. Salvación...... el mundo se quiere salvar sin amor. También se dice amar por el único y exclusivo fin de salvación.

En pocas palabras se puede resumir en un amor interesado por la salvación, concepto contraproducente.

La salvación se aclama para estar en uso gozoso al momento de fallecer, es decir lo que vale es la salvación y no el verdadero amor y respeto sino la mezquinad de parecer buenos para entrar en la salal V.I.P de la santidad

Queremos aprender a salvarnos... para que?? Las obras que se te retribuyen a la bondad estan aquí y no en lo extraordinario (anhelada nube que llaman cielo).

Los seres que no comulgan con nuestro pensamiento inmediatamente los excluimos.

Hemos concebido erróneamente la salvación como unico fin de la existencia del ser humano que excluye sin darnos cuenta múltiples bondades reales en las que debemos sumergirnos.

La salvación a mas de ser un sentido romántico para canalizar las buenas intenciones del ser humano ha tergiversado el sentido al que fue producido y nos a consumido en el egoísmo.

La condición que imponemos a la salvación es cumplir con las normas escritas que reproduce algún libro que emana múltiples interpretaciones expuestas en su Literatura.

Se llama al perdón de los seres humanos........ mientras mas perdonemos seremos mejores, dada esta concepcion nuestra irresponsabilidad se justifica ilimitadamente dándonos una licencia para faltar a nuestro prójimo.

Hacemos cosas que sabemos que estan mal porque creemos tener la capacidad de perdonar y de que nos perdonen.

La capacidad de perdonar nos vuelve consecuentes a nuestros actos y nuestra conciencia creemos sanarla con una multiplicidad de perdón.

Si no hubiera la capacidad del perdón no pudiéramos eximirnos de toda culpa, pero nuestra conciencia realmente no sana, ni las consecuencia que registramos en nuestro diario vivir.

Si nuestra conciencia se alimenta fuera de este contexto, probablemente pensaríamos mucho las cosas antes de hacerlas.

La sencillez del ser humano perdona en su alma silenciosamente, pero el responsable del daño al decir la palabra mágica “perdón”repetida y faltada un millón de veces diarias se vuelve un juego de nunca acabar.

Sustituyamos la palabra perdón por obras realmente buenas que sin ser anunciadas que taparan la falta grave e irreparable que antecedimos.

Somos responsables de nuestros actos y debemos enfrentarlos con valentía , debemos aprender del daño causado para no volverlo a cometer.

Salvemonos de los que “solo” quieren salvarse, porque harían cualquier cosa por su salvación usando cruz en mano para justificar sus exesos. El panorama mundial habla por si solo.

Muchas gracias
Fred Mazzini